mar. Feb 19th, 2019

Los hombres elefantes

Y comenzaron a nacer entre los hombres, individuos diferentes, mas grandes, con rabos pequeños, orejas como alas de mariposas y con trompa por narices, eran preciosos, elegantes en sus movimientos pesados, pero el tipo del resto de los hombres seguía manteniéndose igual, al poco paso del tiempo nuestros amigos hombre – elefante, no cabían en las casas, asíque decidieron organizarse, se reunieron en comisiones, conversaron con las autoridades, invocaron cuanto argumento había, incluso mandaron hacer un logo representativo, a Tacna porque era mas barato…pero año tras año, no hubo como conseguir 1 respuesta que les ayudara a construir un tipo de casa especial para que pudieran vivir, hicieron todo y mas de lo que decía la Ley acceso para nuestros hombres elefante, pero los constructores no encontraban ganancia en construir casas para ellos, los techos debían ser mas pesado, mas caros, porque cuando dormían, el resoplido de sus trompas los desvencijaba, si miraban rápido para el lado, sus orejas desmoldaban los marcos de ventanas…no eran rentables esas casas para los contratistas.

De tanto recibir NO por respuestas, se convencieron que ellos no eran para vivir en casas, se fueron y no regresaron…el problema fue que siguieron naciendo bebes-elefantes, asíque el problema no se resolvió con la partida de los primeros…

Las  personas con discapacidad, luchan como cualquiera por una vivienda, porque es un hito en la vida de cualquiera, porque es un patrimonio real que queda como bien de una familia, pero ni las puertas, ni los enchufes, ni los 2 pisos de las soluciones sociales les sirven, sus sillas de rueda no pasan por ellas, ni sus vistas permiten su libre desplazamiento, aunque una persona con discapacidad aumenta el puntaje de un comité, para acceder a la vivienda, el hogar que obtiene no es adecuado, ni tampoco existen tantos comités de allegados para vivienda social en Chile, que dé su casa a cada persona con discapacidad, agrupados tampoco pueden porque el recurso que se les otorga, no cubre el tipo de espacio que necesitan, mas las areas verdes y zonas implementación urbana, y LA COMPRA DEL LOTE todo junto, La Ley no se adecúa, lo que se escribe con la mano, el codo lo borra…

El problema es que aun vienen más bebes elefantes por nacer, y que yo no puedo ser cómplice por omisión.